miércoles, 15 de octubre de 2014

Ante el papel en blanco

¡Qué difícil escribir de esta isla, en esta isla, por esta isla! ¡Qué difícil ser “justo”, “imparcial”, “objetivo”! ¡Qué difícil encontrar un punto medio! ¡Qué esquiva la noción del equilibrio! ¡Cuántos matices, cuántas caras de una sola moneda, cuántas cosas sin explicaciones, cuántos milagros cotidianos, cuántas tragedias aparentes y concretas, cuántas aparentes y concretas alegrías, cuántas medias verdades, cuántas verdades y medias! ¡Qué difícil saber con quién quedar bien, si con dios o con el diablo, sobre todo cuando a veces uno no sabe muy bien quién —qué— es dios y quién —qué— es el diablo! ¡Qué isla de extremos! ¡Qué isla inefable! ¡Qué arduo tratar de explicársela! Está visto: yo tenía que haber sido agricultor, como mi abuelo y el padre de mi abuelo y el abuelo de mi abuelo. Eran pobres, pero se acostaban con todas sus ideas en orden.

martes, 14 de octubre de 2014

¡Negra, rubia y hermosa!

Escuché a alguien que criticaba a las mujeres negras que se alisan y se tiñen el cabello. "Parece que no están orgullosas de su color" —decía el señor, que era también negro. Alguien replicó y él respondió que esas mujeres lo único que hacían era reproducir un esquema colonizador y humillante. Con todo el respeto, a mí me parece que una mujer negra y cualquier mujer tiene todo el derecho del mundo a teñirse de rubio, de rojo o del color que quiera. Tiene el derecho de tener el pelo como le guste, como sienta que le quede mejor. A estas alturas, esos discursos sobre las manifestaciones externas de la identidad van resultando demasiado reduccionistas. 

REVISTA DE PRENSA

Sobre algunas de las propuestas del XV Festival Nacional de Teatro de Camagüey, en Trabajadores...
Sobre cómo es ser homosexual en Cuba, en el blog Voces de Cuba, de BBC Mundo...
Una columna sobre mi pasión por los trenes, en mi columna Los mil y un cuentos...
Un fotorreportaje con jóvenes bailarines de Danza Contemporánea de Cuba. Publicado en CubaSí...

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Yoendri-Vicana

Este es un país singular, digan lo que digan. En el oriente del país, en plena zona rural de Media Luna, imperio del machismo (eso nos han dicho), vive Yoendri Pérez Arzuaga. Mi amigo Antoine me hizo el cuento. Yoendri, por el día, trabaja en el campo, encima de una combinada cañera. Es operador mecánico de equipos agrícolas. Por la noche ya no es Yoendri, se hace llamar Vicana, que es el nombre del lugar donde vive. Sale a la calle vestido de mujer; se asume mujer, de hecho. Para los lugareños aquello parece ser normal. A Yoendri lo respetan, por el día y por la noche. En su brigada le dicen "la hembra", pero no en tono peyorativo. ¿Cómo lo iban a despreciar, si Yoendri trabaja como uno más? Historias como estas tendrían que salir en el Noticiero Nacional de Televisión. Ayudarían mucho, más que cualquier campaña.

Fotos: Antoine Cedeño

REVISTA DE PRENSA

Sobre las agresiones al entorno urbano. Un comentario en el portal CubaSí...
Una reseña y varias fotos del Taller Coreográfico del Ballet Nacional, en CubaSí...
Sobre el círculo vicioso del maltrato. Un comentario en el portal CubaSí...

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Como si el perro la entendiera

Me maravilla la relación de algunas personas con sus mascotas. Hoy por la mañana, desde una máquina de alquiler, vi a una señora regañando a su perro. “¿¡Cuántas veces te voy a decir que no cruces la calle sin mirar para los lados!? Un día te va a matar un carro y la única que va a llorarte voy a ser yo. ¡Si te sigues portando mal no te voy a sacar a la calle ni a orinar! ¿Te queda claro?” Lo más simpático es que el perro miraba el piso, como avergonzado…