martes, 8 de noviembre de 2011

Frente al Narciso de Caravaggio

He estado unos minutos frente al Narciso de Caravaggio, que hasta finales de este mes se exhibe en el Museo Nacional de Bellas Artes. Lo había visto antes, en fotografías y reproducciones, pero tenerlo delante es una experiencia muy distinta. Uno no puede acercarse demasiado, pero es posible ver detalles, las pinceladas con las que el pintor fue culminando su obra. Al final me emocioné, no por los valores de la pintura, sino por la cercanía al mismo lienzo que pintó el genio. Por eso fui a verla, más por interés antropológico que por pura apreciación estética. Más atractivas me resultaron las pinturas que completan la exposición, un conjunto sino especialmente representativo, al menos sugerente de las creaciones de alumnos, seguidores o imitadores de Caravaggio. Pero la “gran obra” es el Narciso, ese es el acontecimiento… Las demás pinturas son lujoso séquito.

En la imagen: Narciso, del pintor italiano Michelangelo Merisi da Caravaggio (Milán, 29 de septiembre de 1571 – Porto Ércole, 18 de julio de 1610).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada