jueves, 12 de julio de 2012

Un poema (XXXII)


Ves de mí
        el brillo de la estrella
                que ya no existe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada